Tecnología y desinfección


TECNOLOGIA UV-C



La tecnología ultravioleta para la desinfección de agua, aire y superficies está basada en el efecto germicida de la radiación UV-C. Se trata de la radiación electromagnética entre los rayos X y la luz visible. La longitud de onda UV es de entre 100 y 400 nanómetros. La longitud de onda UV se divide en 4 grupos, cada uno con un efecto germicida diferente: UV-A (315–400 nm), UV-B (280–315 nm), UV-C (200–280 nm) y UV de vacío (100–200 nm).




En el espectro UV, el rango UV-C se considera el de la radiación más potente. Además, es el que más fácilmente absorben el ADN, el ARN y las proteínas. A menudo este rango se conoce como “germicida” dada su alta eficiencia de desinfección frente a las bacterias y los virus. El mayor efecto germicida se produce a 205-280 nm, mientras que la mayor sensibilidad germicida de los microorganismos se produce a 265 nm.
El efecto germicida se basa en la absorción de fotones de las moléculas de ADN y ARN. La reacción fotoquímica provoca la dimerización de los enlaces del ADN y el ARN, que inhibe la capacidad de los microorganismos de replicarse. Este proceso se conoce como inactivación de microorganismos.




DESINFECCION UV


Estadísticamente 1 de cada 16 pacientes contrae en Centros de Salud alguna infección intrahospitalaria por la falta de una correcta desinfección en salas de Internación o quirófanos. La limpieza y desinfección del ambiente hospitalario es uno de los ejes de cualquier programa de control de infecciones que pretenda ser efectivo (sumado a la higiene de manos, medidas de aislamiento y el uso apropiado de los antimicrobianos). Existen diversas herramientas de desinfección de tipo químico y físico. Aunque el agente desinfectante perfecto puede no existir, es necesario un cuidadoso proceso de selección y uso para reducir el daño a los pacientes y al personal.

La tecnología UV (luz ultravioleta, técnicamente UVC) básicamente funciona produciendo una luz ultravioleta de alta intensidad que pasa a través de las paredes celulares de bacterias, virus y esporas bacterianas.

Existen estudios que demuestran que la desinfección UV supera las limitaciones de las estrategias de limpieza y desinfección estándar. Resultando especialmente útiles en la prevención de infecciones por patógenos “problema” como son Enterococcus spp. Vancomicino Resistente (EVR) y Clostridium difficile. También ha sido demostrada su actividad frente a virus (5), parásitos, hongos y otras bacterias.



DOCUMENTACION RESPALDATORIA




+54 9 11 5577 0520

desinfeccionuv@gmail.com